jueves, 10 de noviembre de 2011

Estoy sentado en el lobby del hotel Othon Palace de Belo Horizonte, Brasil y tengo ganas de escribir que Brasil es una fiesta.