miércoles, 30 de mayo de 2012

Abuela

Y mi tío pensó, antes de partir, "¿Cómo será?".
Se lo contó a mamá.
Y el cuerpo de mi abuela yacía en un ataúd.
Como una reina de antaño,
como los vikingos antes de partir
al Olimpo.

Y me di cuenta de que ella,
su esencia,
ya no estaba allí.

Que lo que yacía allí
eran tan solo una forma.
Como estas letras que tipeo.
Como los dibujos que invento.
Como mi propio cuerpo.

Que pronto también quedará abandonado.
Como estas letras que tipeo.
Como los dibujos que invento.
Como mi propio cuerpo.

****

Kioskerman. Mayo de 2012