jueves, 4 de julio de 2013

Plegaria #453

No agredir ni juzgar. Menos aún al que te asesina con dolor. En cada interacción, un amigo. A cada agresión, atención al espacio interior. Y una respuesta correcta. Al miedo ignorarlo. A la desesperación observarla y perdonarla. A la muerte abrazarla como parte del mismo cuadro que te dio la vida.

/Kioskerman. Julio 2013.